sábado 18 de abril del 2015

Última carga11:06:50

Construcción e impacto vial

Leer más...

Pymes: más que garantías

Leer más...

Una política para la leña

El Gobierno se adelantó a la ocurrencia de los primeros episodios críticos de contaminación por material particulado fino respirables (MP2.5), originado principalmente  por la quema de leña para la calefacción y decretó el miércoles la Alerta Sanitaria Ambiental para Chillán y Chillán Viejo. 

Leer más...

El acceso a Internet


El acceso a Internet alcanzó niveles históricos en nuestro país, según un estudio del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones presentado ayer. El año pasado los accesos a la red llegaron a 11,5 millones, gracias a las 2,8 millones de nuevas conexiones que sumaron durante el año y que representaron un 32,5% más que en 2013. El fenómeno se explicaría por el desarrollo de tecnologías 3G y 4G, la alfabetización digital, las políticas de neutralidad de la red y la portabilidad, todos factores que han redundado en un mercado más dinámico y con precios más bajos.

Por otra parte, esta masificación ha impactado en la forma en que los chilenos se están comunicando. En el caso de la telefonía, el consumo promedio de minutos por habitante disminuyó 9,7%, mientras que aumentó en 51% el uso de las redes sociales y sus servicios de mensajería y datos.

En lo que respecta a los usuarios, un inédito estudio realizado el año pasado por la agencia J. Walter Thompson revela que el 94% de los chilenos accede al menos una vez al día a internet solo por ocio. Los lugares preferidos para navegar son en primer lugar el PC, luego el móvil y finalmente la tableta, siendo la categoría móvil en la que Chile destaca por sobre el resto de los países latinoamericanos. El horario favorito para conectarse es al finalizar la tarde, aunque un 10% dice que lo utiliza en la cama, apenas se despierta, mientras que las cinco actividades principales de los usuarios chilenos son revisar correos, visitar redes sociales, buscar noticias, escuchar música y entretenimiento en general.

El pensador Paul Virilio ha desarrollado un prolífico trabajo de análisis del impacto que tiene el avance de la tecnología en la vida contemporánea. Según el francés, inventar un objeto técnico significa inventar su propio accidente. El tren inventa la catástrofe ferroviaria, la electricidad da lugar a la electrocución, la energía atómica produce la bomba atómica y en el caso de Internet, se trataría una modelación subrepticia del usuario y de su forma de pensar.

En consecuencia, el efecto indeseado de Internet sería un pensamiento de tipo espasmódico y una atención excesivamente fragmentada que va minando la capacidad para concentrarse en una actividad que requiera un esfuerzo sostenido, sea una lectura larga o un análisis profundo de un texto.

Diferentes estudios efectivamente han demostrado que se genera un acostumbramiento del cerebro a ser nutrido por pequeños fragmentos de comunicación y por una confusión entre conectividad y compañía, como si la primera reemplazara los vínculos directos con las personas, cosa que adicionalmente puede tornarse adictiva. Sobre este último punto, a pesar de ser muy retratado en la publicidad, es el que menos predominancia tiene en nuestro país. Según el estudio de J. Walter Thompson el perfil que más abunda en Chile es el de los “Exploradores”, personas que ven Internet como una herramienta que mejora sus vidas,

No solo en el caso de Internet, sino en general, el impacto de la tecnología es paradojal. Dependiendo del uso que le demos, aprovecharemos todo lo bueno que trae, minimizando sus riesgos. Como Jano, el mitológico dios romano de dos caras, el impacto que genera la “red de redes” en la vida contemporánea tiene aspectos positivos y negativos y trae mejoras inmensas para la vida de las personas, así como riesgos potenciales que no deben ser olvidados. Una actitud equilibrada frente a esta tecnología que en Chile se expande a un ritmo incluso mayor al de países desarrollados supone apreciar lo que nos ofrece y estimular su avance, a la vez que permanecer alertas frente a sus efectos indeseados.

Tensa espera

Leer más...

Subcategorías

JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones