sábado 25 de abril del 2015

Última carga10:36:11

  • Viral

  • Galeria

  • Video

 
 

  • Documental chileno

  • Charla de teología

  • Día de la danza

Agrupaciones del ex Hospital San Juan de Dios temen quedarse sin espacio

Son más de una decena de organizaciones ligadas a enfermedades o discapacidades. El Club de los Bastones Blancos (organización de no videntes en Chillán), Club de Rehabilitación del Adulto Mayor, la Organización de Familiares de Discapacitados Físicos (Orfamdisf), Club de familiares de esquizofrénicos, entre otras. Todas estas verdaderas comunidades, entre monitores, voluntarios y amigos, utilizan como espacio el ex Hospital San Juan de Dios, lugar que pronto deberá ser demolido para dar paso a la construcción de un nuevo hospital para la Provincia de Ñuble.
Un dilema para dichas agrupaciones pues dicen sentirse un tanto desamparadas ante la voracidad de los cambios y situaciones que han venido ocurriendo.
“El problema aquí es qué vamos a hacer nosotros cuando nos notifiquen que tenemos que salir. A dónde vamos a llevar nuestras cosas, quiénes nos van a recibir. Esa es la pregunta, porque queremos saber qué tienen planeado en la comuna para nosotros”, expresa Enrique Yévenes de la Orfamdisf, que agrupa a cuatro clubes de discapacitados físicos.
Miembros de la agrupación han estado escuchando a los candidatos a alcaldes sobre sus ideas al respecto, pero poco es lo que les han planteado.
“Existe acá una fragilidad de nuestras organizaciones y nosotros sabemos que para cuando el hospital esté terminado el 2017 muchos de nosotros no estaremos acá, pero en el corto y mediano plazo qué pasará”, se pregunta Yévenes.
Dentro del voluntariado que asiste constantemente al histórico edificio se encuentran también las monitoras que trabajan con los adultos mayores. Es el caso de  Nieves Zambrano, quien está varios días a la semana con los abuelitas del Club de Rehabilitación del Adulto Mayor.
“Acá existen tres grupos de adultos que se van alternando y en conjunto, son como unos 78 abuelitos que vienen constantemente. Existe incertidumbre, no sabemos qué pasará con esto. Usted sabe que estas organizaciones suelen ser muy propensas a desaparecer si es que no existe el espacio o la constancia en el tiempo” acota Nieves. A ella se le suma Edith Gutiérrez y Olga Flores quienes plantean que se trabaje para que se les genere un espacio momentáneo.

La idea del servicio de salud
Jaime Guzmán, director del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), está consciente de la situación por la que atraviesan estas organizaciones comunitarias y de voluntariado. “Nuestro interés es fortalecerlas, en ningún caso debilitarlas, reconocemos el aporte a la gestión en salud y el rol que juegan en la promoción de derechos, (...) por ello es que realizaremos un plan de trabajo en conjunto con las organizaciones que incluya la elaboración de un diagnóstico participativo para que expresen sus objetivos de trabajo y requerimientos”, estableció Guzmán quien agregó que el nuevo Cesfam Isabel Riquelme tienen amplios espacios para el encuentro comunitario. “Ese puede ser el espacio natural para ellos, existen eso sí otras organizaciones que requieren de otro espacio físico. Atendiendo a estas particularidades buscaremos soluciones pertinentes”, determinó.

comments
JA Teline IV
JA Teline IV
ediciones