Domingo, 08 Julio 2012 13:51

Con la mesa puesta y todo lo demás

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

 

No me gustan mucho las mamonerías típicas de las mujeres cuando están en una relación. Pero confieso que estos días he pasado mucho tiempo con cabras “enamoradas del amor”, sacadas de películas Disney y se me pegó un poco la ternura.

Quise experimentar y, la verdad, me puse “rosadi” entera así es que no se extrañen con lo que van a leer, están advertidos.

Hoy vería a mi wacho y quise sorprenderloNo me considero muy docta en este tipo de asuntos relativos alamorsh, pero fíjense que no me costó tanto como pensaba,¿ah? Es más, hasta me sentí cómoda con la idea y partí derechito al super a comprar alguna cosita poca para recibirlo.

Y ahí estaba la rusiaechando de todo al carro. Papas fritas, atuncito, aceitunas con pimentón, galletas y algo pa’ pasartanta cuestión sólida. Ni yo me la creía, parecía cabra chica con juguete nuevo. Primera vez que le ponía tanto pino al asunto. Tanto, que  hasta pensé en el vestido que me pondría(cuando les digo que me puse “rosadi hablo en serio).

Carro lleno de cosas ricas y conmigo bailando con las canciones de la Nueva Ola que sonaban en el super, llegué a la caja. Sonó el celular y era mi wacho. “Tenía un dilema”… el club de Tobby lo llamaba insistentemente para una reunión, pero había quedado en estar conmigo esta noche. Mi reacción fue automática, le dije que fuera con ellos y metransformé en mártir.

Claramente quería otra cosa, pero sentí que no me correspondía dictar cátedra sobre compromisos y cosas porel estilo. Mientras, el cajero me miraba con cara de “va a llevar las cosas ¿o le mando una tarjeta de invitación a la princesa?”. En fin, fui pasando las papas fritas, las aceitunas y todo lo demás cuando recibí otro mensaje: “Nos juntamos a las 11, me dijo. Apelé al sentido común y me fue mal.

Y ahí quedó la rusia, llena de bolsas y expectativas. Si parece que escuchaba “El muelle de San Blas” de fondo. Lo llamé y le dije que no estaba enojada. Me sentí SOLO UN POCO penosa, nada más. Pero no le conté sobre la mesa que iba a preparar ni todo lo demás, porque era “¡sorpresa!”.

En fin, como con el fútbol, sé que mi wacho no me ha dejado de querer por este tipo de desatinadas, pero fueheavyA la que le pasó alguna vez me entenderá y la que no lo ha vivido, quizás ponga más ojo cuando le toque.

Una vez instalada en mi departamento, dije “al mal tiempo buena cara”, me di una ducha y me puse a escribirles. Y aquí estoy, comiendo aceitunas, contándoles este papelón, aunque ahora me río eso sí. Bueno, 1-0 gana el club de Tobby, ¡Challenge accepted!, mi wacho.

Visto 4870 veces
Josefa Bustos

Estudiante de Periodismo de la Universidad del Desarollo. Patiperra por naturaleza y aspirante a escritora.No pelolais y de risa fácil. Adicta a la música –sobre todo kitsch- y los Marlboro.

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

1 comentario

  • Enlace al Comentario kenya Lunes, 09 Julio 2012 07:28 publicado por kenya

    Buuuuu que penita!!! , pero como dijo mi amigo Ricarte, "Cuentale tus planes a Dios y verás como se ríe", lo importante amiga, es que hay las ganas , esta vez "Rosadi" y no verde ni negra.
    No pierdas las ganas!!!!

Usted está aquí: Inicio GirlPower! Con la mesa puesta y todo lo demás