martes 02 de septiembre del 2014

Última carga09:51:39

Vuelorasante

Vuelorasante (84)

El fin de semana hizo su estreno en el estadio “Nelson Oyarzún” la nueva Liga de Fútbol Anfa Ñuble.

Con el simbólico encuentro entre Irene Frei y Colo Colo Zañartu, se le dio vamos a un torneo protagonizado por los clubes que sobrevieron a la muerte de la popular Liga Andaba, la que bajó su cortina ante el masivo éxodo de elencos al fútbol amateur chillanejo.

Pero a no engañarse. La nueva liga puede seguir cometiendo los mismos pecados que condenaron a la Liga Andaba (incidentes, arbitrajes polémicos, clubes con series que no se presentan, oscuras definiciones, falta de transparencia, etc) si sus protagonistas no cambian su actitud para enfrentar una competencia.

Es decir, cambiar el maquillaje o el traje, no garantiza clase y presencia. Es que son los mismos clubes que se aferraron a la sobrevivencia de la Liga Andaba, los que hoy compiten con el nombre de Liga ANFA Ñuble.

Es que la idea inicial de la dirigencia, también la misma que dirigía el zigzagueante destino de la “Andaba”, es recibir algunos beneficios del directorio regional del fútbol amateur que le permitan a estos rezagados clubes optar a competencias de mayor valía.

Pero insisto, elencos como Irene Frei, Colo Colo, Real Oriente y Buenos Amigos, sólo contribuirán a potenciar la imagen de esta nueva liga, si proyectan un buen comportamiento en las canchas, si procuran competir sin artimañas de secretaría, si sus barras no amenazan a los árbitros y si en definitiva, compiten con espíritu deportivo y fraterno.

Si la Liga Andaba bajó la cortina con una cuestionada imagen, el desafío de la nueva agrupación, al menos en nombre, porque siguen los mismos, es sentar las bases de una nueva etapa.

Con dirigentes de gran capacidad organizativa, abiertos al diálogo y alejados de las polémicas de planillas y dineros.

Con jugadores de alto espíritu deportivo que se dedican a jugar y no a calentar partidos amparados en la furia de una barra regada por el alcohol.
Muchas cosas tienen que cambiar con el inicio de esta nueva “Liga ANFA Ñuble” para dar un salto cualitativo.

Si la recordada Andaba fue sacrificada para el nacimiento de esta nueva Liga, insisto, sus protagonistas, que contribuyeron al adiós de la anterior agrupación, tienen por delante una tremenda deuda que deben pagar con calidad futbolística y organizativa.

Lunes, 21 Abril 2014 10:39

Las piezas que faltan

Escrito por
La irregularidad que condenó a los últimos lugares a Ñublense en el presente Torneo de Clausura esconde la pobreza de variantes que manejó Pablo Abraham en puestos claves para desarrollar su plan de juego.
Domingo, 09 Marzo 2014 23:06

VUELORASANTE

Escrito por

Hace no más de un mes lo descubrí. Y eso que por más de una década, estuvo ahí. Frente a mis narices. Como un elefante blanco que estuvo a punto de morir.

Por recomendación médica, comencé a trotar con mayor frecuencia y decidí hacerlo en el imponente Complejo Deportivo Quilamapu.

En menos de un mes, comprobé en terreno, lo bien que le hace a Chillán este espacio. En este recinto se configura un fenómeno sociocultural inédito quizás en la Octava Región.

Es que a pesar de estar ubicado en un sector residencial y alto de Chillán, la integración social merced a la actividad física es gratificante y conmovedora.

“Quilamapu”, como lo llaman todos a este lugar donde se respira deporte y movimiento, se ha transformado en un espacio democrático, transversal, integrador, inclusivo, pacífico y esperanzador.

En el circuito de trote camina o trota la estudiante, el empresario, el trabajador cesante, la universitaria, la dueña de casa con sus hijos y su esposo, la del barrio alto, el de Santa Elvira y la Arturo Prat, el gordo, el flaco, el chico, el alto, el amateur, el seleccionado. Todos. Sin distinción. Todos se encuentran y reencuentran, gracias al deporte.

En otro rincón, un grupo de jóvenes no se pregunta de qué colegio proviene o qué zapatillas usan, para armar una pichanga de básquetbol. Más allá, otro puñado de lolos, hace pesas en un espacio especialmente habilitado para la disciplina. Los skaters brillan sobre sus tablas en el parque de skate creado hace un par de años. Otros arman un picadillo de fútbol y los niños se divierten en los juegos dispuestos en el lugar.

Los amantes del ejercicio, aprovechan las máquinas de la plaza viva para fortalecer lo que se soltó con el tiempo. Por eso bendigo el día en el que una antigua administración municipal no pudo vender ese terreno para construir departamentos, y a la postre, se transformó en el gran pulmón verde y deportivo que le penaba a Chillán. Con el estadio atlético, que ya está en construcción, este recinto de integración social y democrático, se pondrá pantalones largos.

Miércoles, 12 Febrero 2014 11:27

Compromiso defensivo

Escrito por

Ñublense volvió a sonreír. Y lo hizo apelando a una gran cuota de sacrificio.

Lunes, 03 Febrero 2014 15:47

Cambio vital

Escrito por

La derrota ante Unión Española acentúo el mal momento de Ñublense que cayó al penúltimo lugar de la tabla de posiciones y solo no es colista por diferencia de goles.

Lunes, 27 Enero 2014 17:32

¿Qué le pasa ante los grandes?

Escrito por
No es casualidad. Ya es un síntoma. Y preocupante. Su  peor rostro futbolístico Ñublense lo ha mostrado ante los rivales llamados “grandes”. 
Lunes, 20 Enero 2014 11:10

¿Talento perdido?

Escrito por
Lunes, 07 Octubre 2013 15:38

La transición del Diablo

Escrito por

Pablo Abraham es certero al calificar como un proceso de “transición” el período que, desde su arribo, significó para el plantel una paulatina mutación a una manera distinta de entrenar, planificar y enfrentar los partidos.

Y eso, lo dije en una columna anterior, tiene un costo. Pero a la larga, beneficioso.

La adaptación de algunos jugadores al ideario táctico del trasandino ha sido rápida. Cisternas es el mejor ejemplo. El “Jinete” está recobrando su mejor nivel con un despliegue físico y técnico notable que le ha permitido llegar tres veces al gol en los últimos dos duelos.

Sin embargo, su rendimiento no se replica en otros sectores de la cancha donde la penetración del mensaje no ha sido la ideal.
Hay elementos que por sus rasgos físicos-técnicos-tácticos, quizás tardarán más tiempo en incorporarse a la dinámica de juego agresiva que propone Abraham.

Sin embargo, más allá de los errores puntuales que cuajó el equipo ante Wanderers,  y la falta de dos piezas más determinantes por la banda zurda, en la marca y la penetración ofensiva, creo firmemente que la disposición colectiva del equipo en el segundo tiempo es la que debe ser el sello en esta transición.

Con la incorporación de los valores lesionados y la maduración de los más inexpertos, Ñublense tendrá las armas para aprender de sus pecados y consolidar una línea de juego que le permitirá ser insolente ante cualquier rival.

Página 1 de 6