miércoles 01 de abril del 2015

Última carga07:34:54

Lunes, 30 Julio 2012 02:58

La triada que estimula la pobreza regional

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)
Mientras en el país se discute la validez estadística de los 70 puntos con los cuales se redujo la pobreza en el país, de acuerdo a las cifras reveladas de la Encuesta Casen 2011, en la última medición la Región del Bío Bío se ubica como la segunda región con el mayor nivel de pobreza, con un incremento de 50 puntos respecto de la cifra registrada el 2009.

Tres son los elementos que, a mi parecer, explican esta preocupante realidad: Indolencia de la inversión privada; Informalidad del trabajador con baja calificación e incapacidad del modelo de descentralización.
La indolencia de la inversión privada, se manifiesta en los cuantiosos beneficios generados por la inversión privada y el insuficiente nivel de compensaciones por los daños colaterales en las comunidades afectadas, descuidando criterios mínimos en la distribución equitativa de la riqueza (i.e. los insignificantes montos de pago en patentes en los municipios que albergan las inversiones). Esta realidad se fortalece en la medida que las decisiones corporativas se centralizan en las Casas Matrices ubicadas, por lo general, en Santiago.
La informalidad del trabajador de baja calificación es una consecuencia directa de la paupérrima calidad del mercado laboral local. Un 25% de la fuerza laboral de la región corresponde a trabajadores de baja calificación, los cuales reciben un salario promedio en torno a $200 mil. Los trabajadores pertenecen a hogares de 4 integrantes en promedio, lo que entrega un ingreso per cápita de $50 mil (bajo la línea de la pobreza, la que se encuentra en $72 mil). Esta realidad social activa una batería de subsidios y transferencias del Estado que alivian significativamente la carga en los servicios básicos. El cruzar la línea de la pobreza significa perder parte de estos beneficios sociales, lo que genera incentivos del trabajador en obtener parte de su renta de manera informal.
Finalmente, la incapacidad del modelo de descentralización se manifiesta cuando el diseño de la política pública regional se aleja de la realidad de cada familia. Para el regulador es más fácil y conveniente aplicar políticas uniformes para el territorio nacional, evitando profundizar en las carencias y realidades de cada una de las comunidades que se distribuyen a lo largo y ancho del territorio nacional. Inclusive el ordenamiento geopolítico en regiones, genera fuertes discrepancias entre las demandas de las distintas comunas respecto de las asignaciones finales que se deciden en el nivel central de la capital regional.
Es por ello que, incorporar compensaciones que contribuya a la sustentabilidad de las comunidades en la evaluación social de la inversión privada; fortalecer el mercado laboral a través de la internacionalización de la pyme regional y aplanar la estructura administrativa para administrar el territorio nacional, aumentando el poder de decisión en las autoridades provinciales/comunales, son elementos de suyo relevante para comenzar a pensar, en forma seria, en ganar la batalla del inmerecido segundo lugar en el nivel de pobreza de nuestra población.

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 3848 veces
Renato Segura

Economista
Director de Ingeniería Industrial · Universidad de San Sebastián 

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

1 comentario

  • Enlace al Comentario Claudio Sábado, 04 Agosto 2012 20:55 publicado por Claudio

    Esta claro que se trata de esconder una realidad de pais que es clara, es notorio que la delincuencia y pobreza esta en aumento, sin embargo no se hace nada, Por que? nadie lo entiende.