sábado 27 de agosto del 2016

Última carga01:25:37

Miércoles, 18 Julio 2012 09:08

Internacionalización de Pymes

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)
América Latina depende económicamente cada día menos de Estados Unidos y Europa. Hace veinte años un 80% de las exportaciones se destinaban a dicha zona, actualmente fluctúa entre un 50 y 60%. Ésta es una buena noticia, pues al considerar, solamente nuestro caso como país, si tuviésemos la dependencia de la década de los noventa, estaríamos al igual que ellos, inmersos en una crisis, de la cual nadie sabe cuando se termina.

El auge y la importancia que han tenido durante el último tiempo las exportaciones a países asiáticos, particularmente China, pasando de un 1% a un 8%, nos muestran básicamente tres cosas, la primera: que no hemos sido capaces de agregar valor a nuestros recursos y tal como hace 20 años, seguimos exportando materias primas; la segunda: aunque China, una de las economías más grandes, está creciendo menos de lo esperado (hace dos años crecía a 10% y hoy lo hace a 8%), ha aumentado sus importaciones de materia prima, lo que hoy nos favorece (pero sólo en el corto plazo); y la tercera: que nuestras Pymes tienen un enorme potencial de desarrollo exportador en un mercado de aproximadamente 200 millones de personas. De hecho proyecciones de la CEPAL indican que en 2014 es muy probable que China supere a la Unión Europea como segundo mayor mercado para las exportaciones latinoamericanas. En mayo del presente año, el primer ministro chino, Wen Jiabao, realizó su primera gira a Latinoamérica, pasando por Brasil, Argentina y Chile. En dicha oportunidad anunció que su administración iniciaría estudios de factibilidad para evaluar una zona de libre comercio entre el Mercosur y China, además propuso la creación de un foro de cooperación de alto nivel entre Latinoamérica y el Caribe, otra muestra de la oportunidad de desarrollar negocios más allá de nuestras fronteras.

Recientes estudios revelan y reafirman la potencialidad de crecimiento de las empresas chilenas, cuando digo empresas me refiero a las Pymes (para nadie es un secreto su impacto en la generación de empleo), no obstante, tenemos un talón de Aquiles. Tal como señalé en párrafos precedentes, el hecho de exportar mayormente materias primas no refleja otra cosa que la falta de formación de capital humano avanzado, capaz de transformar dicha materia en un producto elaborado y de mayor valor comercial. Aquí el dilema podría resolverse al reorientar la oferta técnica y profesional hacia la formación de profesionales que vislumbren las oportunidades que les ofrece la globalización y la abundancia de recursos de nuestro país. Y… volvemos al tema de moda, la educación, ¿quién se hace cargo? ¿Quién delinea la estrategia país? A mi parecer, dado que hablamos de un bien público, el Estado debería hacerse cargo.

Entonces, cuando tengamos una estrategia país, en la que dejemos de ver el corto plazo, probablemente empoderaremos a nuestros pequeños empresarios a lanzarse al mundo, dando facilidades para la internacionalización, permitiendo que nuestras empresas ofrezcan productos elaborados y con mayor valor, entonces, y solo entonces, China podría convertirse en un gran aliado para las pymes chilenas. Tarea pendiente: formar profesionales que agreguen valor a la materia prima y sean capaces de negociar en el extranjero.

Información adicional

  • Puntúa este artículo: 1
Visto 10328 veces
Gloria Hormázabal Pérez

Ingeniero Comercial - Magíster en Finanzas
Académico Escuela de Administración y Negocios · Universidad de Concepción

Deja un comentario

(*) Información Obligatoria.

7 comentarios